Si este archivo adjunto contiene imágenes, no se mostrarán. Descargar el archivo adjunto original Las Chicas Son Guerreras: Cazafantasmas
Las Chicas Son Guerreras

Las chicas buenas van al cielo, las malas van a todas partes
martes, noviembre 14, 2006
Cazafantasmas

CazafantasmasComienzo este artículo con la firme convicción de que va a levantar alguna que otra ampolla entre nuestros lectores masculinos. Pero también quiero advertiros, chicos, de que en el fondo nosotras no somos tan malas, y todo lo que aquí se dice es para divertirnos, las que escribimos y los que nos leen.

Veréis, como la mayoría de las mujeres, encuentro entre los hombres a mis mejores amigos. Creo sinceramente que cuando un hombre da su amistad, ésta es realmente excepcional. Los hombres habláis, nos contáis vuestras cosas, y a nosotras nos gusta corresponderos, evidentemente. Habiendo llegado a este punto, un tema muy recurrente en las conversaciones entre hombre y mujer es hablar acerca de nuestros respectivos amigos. Reconocedlo, chicos, cuando se es joven, siempre existe en todo grupo alguien a quien admirar. Hay muchos motivos para hacerlo, y entre vosotros los hombres, parece que una razón para tener a un amigo en un altar son sus conquistas amorosas.

Aquí entra en juego la figura del fantasma. Aparece ese amigo que dice haberse liado con no-sé-cuántas, haber hecho con ellas esto y lo otro, haber aguantado tanto tiempo mientras hacía ese “esto y lo otro”… En definitiva: ese amigo es una máquina. Al menos eso deducís a raíz de lo que dice él, y como no tenéis motivo alguno para dudar de su palabra, automáticamente queda convertido en un héroe.

Cuando habláis con esa buena amiga vuestra, en algún momento de la conversación sobre los respectivos amigos, decidís contarle lo de vuestro héroe. Ella os cree, por qué iba a dudar… Pero la vida da muchas vueltas, así que imaginaos por un momento que ocurre lo que me ha llevado a escribir este artículo: la chica se lía con vuestro amigo. E imaginaos también que esa noche vuestro amigo tiene un mal día, es decir, que ni hace “esto y lo otro”, ni es capaz de aguantar tanto como dice. Si vuestra imaginación aún está dispuesta a ir más allá, imaginaos que todas esas conquistas de las que él presumía en realidad nunca existieron, e imaginad también que vuestro amigo le confiesa la verdad a ella. Seguid imaginando: vuestro amigo y vuestra amiga acaban dejando la relación de malos modos pasado un tiempo (habiéndose repetido sucesivamente los hechos que acabo de suponer), y ella, buscando consuelo (o distracción) va a vuestra casa a contaros lo ocurrido, decidís tomaros unas copas… y comienza a hablar. Habla de lo mal que se siente porque le haya dejado alguien que tendría, al menos, que haber reconocido la paciencia que tuvo con él. Vosotros le preguntáis a qué se refiere, y ella acaba confesando los secretos de vuestro amigo: conquistas inexistentes, aguante mínimo, dificultad en el arranque, etc. Y otros detalles que omitiré dado el carácter decente de este blog.

En ese momento, chicos, cae un mito. Porque sé de muy buena tinta que cuando eso ocurre y el chico vuelve a mirar a su amigo a la cara, le cuesta mucho no reírse, al menos durante un tiempo. No quisiera generalizar, pero por lo que yo sé, de las peores cosas que le pueden pasar a un hombre, se encuentra la de ver cómo cae un mito. Al menos, eso me han dicho.

Conclusión: chicos, no seáis fantasmas en lo que a amoríos se refiere, porque siempre habrá una mujer que sepa la verdad… y hable.

posted by Maya @ martes, noviembre 14, 2006  
|
Nosotras

Jechdina Ghanya Chesk Maya

Escrí­benos

chicas.azp@gmail.com

Artí­culos Anteriores
Archivo
Enlaces de Interés
  • Monclovitas
  • Red AntiZP
  • Libertad Digital
  • Asociación de Víctimas del Terrorismo
  • Blog de Luis del Pino
  • La Rosa Blanca
Blogs amigos
amorempresashotelesvideos gratisempleospisos
Powered by

15n41n1

BLOGGER

© 2005 namakamu.blogspot.com . template by isnaini dot com