Si este archivo adjunto contiene imágenes, no se mostrarán. Descargar el archivo adjunto original Las Chicas Son Guerreras: octubre 2006
Las Chicas Son Guerreras

Las chicas buenas van al cielo, las malas van a todas partes
lunes, octubre 30, 2006
El hombre "Barra"
Sales a algún sitio con tu grupo de amigos, y allí está él. Me acusarán de usar estereotipos, pero este tipo (valga la redundancia), suele ser siempre igual: hombre, entre 25-40 años, cara de perdonavidas, la mayoría de las veces poco agraciado y una postura característica. Siempre está en la barra del bar. No baila. No se mueve. Dependiendo de si es zurdo o diestro, el brazo derecho o el izquierdo apoyado en la barra. Una pierna cruzada por delante de la otra y, ahora viene lo que más me gusta: practicando el levantamiento de vidrio en barra fija.
Los únicos movimientos de estos seres de la fauna de los bares son:
  • levantar el vaso del que beben
  • recorrer con la mirada el local buscando una potencial presa

En el momento en que encuentran lo que buscan, clavan sus ojos en ella hasta que la chica se siente observada y les mira.

La mirada de él suele decir: "Nena, aquí estoy. No puedes resistirte. Todas se desmayan a mi paso y besan el suelo por donde piso".

La reacción de la chica es pensar: "Vaya por Dios. Con lo a gusto que estaba aquí con mis amigos y ya me ha tocado el plasta de turno que no me quita ojo de encima. Además creerá que es guapo".

Situaciones como esta se dan todos los días en bares, discotecas, pubs,... A nadie le amarga un dulce, pero cuando después de una mirada que es una mala imitación de tio duro de película, la chica os mira con expresión de asco, dejadlo. Lo único que hacéis es molestar y fastidiar su noche de diversión con sus amigos. Lo único que vais a conseguir es ser el tema de conversación de ese grupo durante unas pocas horas.

posted by Jechdina @ lunes, octubre 30, 2006   |
sábado, octubre 28, 2006
Sólo te quiero como amigo
Hablando el otro día con un amigo, me preguntaba que qué quería decir esa frase de “Solo te quiero como amigo” y pensé ¡¡ya tengo tema para el blog que lo tengo descuidado y no puede ser!! Pues bien, existen diferentes tipos de hombres en función de la “atracción” que producen en nosotras y basándonos en dos variables:

  1. Los amigos caracol” (esta frase se la he robado a mi hermana) Son aquellos amigos que solamente serán amigos, no te atraen y no te gustan, con los que hablas como si no tuvieran sexo. Estos suelen ser la mayor parte de tus amigos, pues sino tendrías un problema chica…
  2. Aquellos que no te gustan pero “te ponen”. Son aquellos personajillos que no te gustan pero te atraen muchísimo por lo que una relación no sería posible pero están bien para lo que están. Además, tu misma eres consciente de que es un "chico malo" y , excluyendo algunos casos aislados, ni tenemos ganas de convertir a nadie ni ellos de que los conviertan
  3. Los que te gustan pero no te atraen. Estos en un principio no suelen convencernos para salir pues parece que falta algo, pero que probablemente termines liada con él para probar. A partir de esta situación suelen pasar dos cosas: o que termines saliendo, o que no te convenza de todo, por lo que la cosa termine en el lío y punto. Suelen ser los "buenazos"
  4. Los que te encantan y te atraen muchísimo. Esos son los perfectos pues te gustan y te ponen, pero en este caso suele ocurrir que tú seas “su amiga caracol”, que les gustes y no les pongas, o que les gustes y no le pongas, por lo que el hostión que le pega a tu moral es grande. En un bajo porcentaje de los casos puede ocurrir que estemos alineados y que al chico en cuestión le gustes y le pongas, por lo que solamente es cuestión de lanzarse (eso si no es tímido porque entonces…bueno, hablaré de eso otro día…)

Espero que mi amigo entienda ahora que cuando decimos “solo te quiero como amigo” nos referimos a que para nosotras no tienen sexo, no nos gustan y no nos ponen, nunca nos hemos planteado tener una relación con ellos por lo que la respuesta suele ser una negativa a su proposición en un principio.

Pero no desesperéis chicos, conozco a hombres que siguiendo aquella frase de “quien la sigue la consigue” efectivamente han logrado su objetivo. Y es que las relaciones entre hombres y mujeres son complejas, pero si te coge por sorpresa la proposición del tío, es difícil que nosotras digamos “si” con los brazos abiertos, pues si nunca habíamos pensado en ti como nada más que como amigo nos cuesta cambiar la manera de pensar en vosotros. Paciencia amigos, eso si, en el caso de que la chica se muestre rotunda, no insistais mucho, hay que ser inteligente, pues podeis perder a vuestra amiga.

posted by Ghanya @ sábado, octubre 28, 2006   |
miércoles, octubre 25, 2006
El lenguaje (¿ordinario?) de las mujeres

El lenguaje de las mujeres¡Buenas tardes amigos y amigas! Debido al cariz que tomó la discusión posterior al último artículo de mi compañera Jechdina, me he decidido a extender el debate mediante este artículo, inspirada por un muy querido lector. Naturalmente, preciso recordar que este blog sólo debe ser entendido como una fuente de entretenimiento, y no de pelea.

¿Qué se espera de nosotras las mujeres? ¿De qué debemos hablar, y qué léxico debemos usar? ¿Debemos usar palabras “biensonantes” debido a nuestra condición de féminas? Vayamos por partes. Está claro que cuando los chicos hablan entre ellos, usan un lenguaje determinado, lo mismo que nosotras. Haciendo referencia a ciertos temas, vosotros habláis de sexo y nosotras también. Vosotros habláis de vuestras conquistas y nosotras también. Vosotros tenéis vuestras fantasías y nosotras también.

Habiendo dejado claro este punto, ahora matizo que las preguntas del párrafo anterior se refieren únicamente a cuando se hallan presentes en la conversación hombres y mujeres. Está socialmente mal visto que una mujer use palabras malsonantes, mientras que nadie parece rasgarse las vestiduras cuando un hombre lo hace. Cuántas veces habré oído a mi madre decir “no digas esas cosas, que eres una señorita” al oírme pronunciar la palabra “mierda”, por poner un ejemplo. Pero en mi opinión, tan mal está que el hombre emplee un vocabulario soez, como que lo haga una mujer.

Si algunos de vosotros, chicos, os sentís incómodos al oír a una mujer hablar de orgasmos, sex-shops o simplemente decir tacos, os aconsejo que os toméis una tila y tratéis de adaptaros a los tiempos que corren. Quede claro que yo no estoy haciendo apología del lenguaje soez: simplemente me limito a defender nuestro derecho a usarlo (hay un matiz) al mismo nivel que los hombres lo hacen. Y los que no estéis de acuerdo conmigo, los que penséis que un hombre puede hablar mal y una mujer debe hablar bien, habréis de proponer ideas para tratar de definir bien “lo que se espera de una mujer”: ¿faldas en lugar de pantalones, carreras de letras en lugar de carreras de ciencias, amas de casa en lugar de licenciadas? Por favor, señores, seriedad.

posted by Maya @ miércoles, octubre 25, 2006   |
martes, octubre 24, 2006
Misterios sin resolver
No me gustan los carnavales puesto que lo considero una de las fiestas más horteras y cansinas que existen, pero todos los años me suelo fijar en los disfraces que el personal pilla para la ocasión. Excepto la novedad del año, que es la gracia del político o un supermegadisfraz gigante de algún objeto cuyos portadores no pueden moverse en casi toda la noche, siempre se repiten los mismos patrones a la hora de elegir el vestuario.

Están los quinceañeros vestidos de matones, el grupo de chicas con atuendo de brujas, diversos payasos y - lo que realmente me llama la atención- la cuadrilla de hombres que se visten de mujer; colegialas y prostitutas preferentemente.



Y siempre repito el mismo proceso; me paro, me fijo en ese colectivo y pienso: ¿por qué demonios la práctica mayoría de los hombres eligen alguna vez vestirse de mujer?

Le he dado unas cuantas vueltas y no llego a una conclusión clara, por eso me he dicho que qué mejor que este blog para que nuestros comentaristas estelares nos digan el porqué de tal suceso. Prometo actualizar el post con las opiones que nos digáis. Pero por favor, resolved el misterio y despejarnos la ecuación.
posted by Chess @ martes, octubre 24, 2006   |
lunes, octubre 23, 2006
El bolso, esa fuente de secretos inconfesables
No pocas veces os habréis encontrado en esta situación: una chica tiene que sacar todo lo que lleva en el bolso para encontrar algo que está buscando. En ese momento, vosotrosa, chicos, pensáis incluso comentáis cómo es posibñe que quepan tantas cosas en un espacio tan reducido y por qué llevamos tantas cosas en el bolso.

Pues bien, al igual que cuando se hace la maleta, todo lo que se lleva en el bolso es útil. A modo de muestra, he aquí un inventario de cosas que pueden ir en el bolso de casi cualquier chica:


  • Cartera: imprescindible para ir a cualquier sitio. En ella: dinero, DNI, diferentes tarjetas (sanitaria, crédito/débito, la de El Corte Inglés,...), alguna foto, un calendario, puede que una estampita de un santo, diferentes carnés (biblioteca, gimnasio,...)
  • Monedero: a algunas chicas les gusta llevar los billetes separados de las monedas
  • Llaves: las de casa, del coche, del despacho,... en un mismo llavero o llaveros diferentes
  • Móvil: el personal, y en algunos casos también el del trabajo
  • Maquilaje: aunque se salga de casa sin maquillar, nunca se sabe cuándo va a ser necesario, acompañado, claro está, de un espejito para verse
  • Una libreta pequeña y un boli por si hay que apuntar algo
  • Pañuelos de papel, y más ahora que se acerca el frio y con él los resfriados
  • Música, ya sea en MP3, discman o walkman
  • Tabaco, si se fuma, claro, y además un par de mecheros por si nos falla uno
  • Tiritas: sobre todo si estrenamos zapatos ese día
  • Caramelos y/o chicles
  • Gafas de sol: incluso en invierno hay días en los que son muy necesarias
  • Un libro, el saber no ocupa lugar
  • Paraguas plegable, son pequeñitos y nos pueden sacar de un apuro en el momento menos pensado
  • Cepillo de dientes y dentífrico, si comemos o cenamos fuera de casa, hay que limpiarse los dientes

Por supuesto, hay que tener en cuenta el tamaño del bolso y dónde vamos a ir. Pero la conclusión final es que todo lo que se lleva en el bolso es de utilidad.

posted by Jechdina @ lunes, octubre 23, 2006   |
domingo, octubre 22, 2006
"¿Lo malo sabe más rico?"
Viernes por la noche.Ha quedado de llamarte, pero el teléfono no suena.Te levantas, te das una vuelta por la cocina(de paso vuelves a picar algo, Dios, qué gorda te estás sintiendo...),pasan 5 minutos y vuelves a estar sentada en el sofá haciendo como que ves algo en la tele, mientras repasas mentalmente todos los motivos por los que un tío no te llamaría."¿Le pareceré aburrida?, sí, quizás sea eso, o quizás era el vestido blanco de la otra noche, puede que diera la imagen de ser un poco mojigata...o quizás nuestra conversación sobre moluscos y crustáceos no le entusiasmó mucho?"..



Pasa una semana desde aquella fatídica e inproductiva noche, y durante estos días has conocido a Jaime, el chico que todas las madres del mundo querrían para sus niñas, y es que es perfecto, guapo, atento, inteligente, con conversación, ...y encima está loquito por tí, pero....


Pero tú sigues pensando en el capullo del Viernes por la noche, Jorge, atractivo, peligroso, misterioso, con un toque chulesco que te pone a mil, y entonces te planteas:"¿Me he vuelto idiota?".Y te pasas los siguientes días deshojando la margarita:"Jorge, Jaime","Jaime, Jorge", "bueno, malo", "malo, bueno"...Total, que nos plantamos en un Sábado noche esta vez, habías quedado con Jaime para ir juntos al restaurante italiano que se acaba de inaugurar hace dos días en plan cenita romántica, pero, media hora antes de que Jaime te recoja en casa, llaman al teléfono,y, sí, es Jorge que quiere tomarse unas copitas contigo en el pufeto cutre de la esquina...Rápidamente, llamas a Jaime y le sueltas el clásico de:"Lo siento, de verdad que eres un encanto, pero no tenemos futuro juntos.Te mereces a alguien mejor que yo,blablabla...".Acto seguido, vuelves a coger el teléfono para llamar a Jorge, y quedas con él.

Seis meses después, te enteras de que la presumida ñoña de la oficina se ha prometido con Jaime y ya están buscando pisito de amor juntos, mientras que tu historia con Jorge se resume en un mes y medio de pizzas, sexo a domicilio, un par de cubatas...y un plantón.

¿Nos gustan de verdad los chicos malos a la mayor parte de nosotras?, o, simplemente, ¿algunas nos hemos vuelto idiotas?

En el infierno hace mucho calorcito...
posted by La Elfa @ domingo, octubre 22, 2006   |
sábado, octubre 21, 2006
Putin "El Machote"
Ayer pudimos leer una noticia que ha hecho que deje totalmente de pensar en qué post gracioso iba a publicar hoy para ponerme un poquito más seria.

Todos sabreis que el presidente israelí está acusado de abusos y acoso sexual entre otras muchas cosas. Pues bien, el "simpatiquillo" de Putin, durante un intercambio de saludos con el primer ministro Israelí Olmert y creyendo que los micrófonos estaban cerrados , se dirigió a este ultimo para mostrar su apoyo a Katzav de una manera un tanto especial:

"Transmitan mis saludos a su presidente. !Vaya machote! ¡Violar a una decena de mujeres! No lo esperaba de él. Nos ha sorprendido a todos. Todos le tenemos envidia"

Este "Señor" debe ser un perturbado mental si es capaz de decir semejante barbaridad. Pero claro!! qué se puede esperar de un señor del que se sospecha por el asesinato de una mujer que tanto daño le estaba haciendo como era Anna Politkóvskaya

De verdad que tener vista para leer estas cosas y oidos para escucharlas...
posted by Ghanya @ sábado, octubre 21, 2006   |
miércoles, octubre 18, 2006
¿De qué serían capaces por conseguir a una chica?

7 años en el TibetComo habréis podido ver, en este nuestro querido blog se habla mucho de los defectos masculinos, aunque una cosa que he podido observar es que vosotros, chicos, sois capaces de muchas cosas por conseguir a la chica que os gusta. En mi opinión, en muchas ocasiones no se trata más que de lobos que se visten con su mejor piel de cordero, y lo cierto es que nosotras picamos (perdonadme, chicos, pero si no lo digo reviento, jajaja, sabéis que es con cariño).

En una ocasión, hace muchos años, conocí a un chaval. Él me propuso una cita, fuimos al cine y me dijo que escogiera la película que quisiera. Como me gustaba mucho Brad Pitt por aquella época, me decidí por “Siete años en el Tibet”. Acabó la peli, le pregunté a él qué le había parecido, y no paró de decirme lo buena que había sido, amena, llena de mensaje, interpretación sublime del protagonista, y mil cosas más. Y yo mordí el anzuelo, claro. El hombre tardó unos 3 ó 4 meses en confesar lo que en verdad le había parecido la película: un coñazo infumable, carente de argumento y con un Brad Pitt más pasteloso de lo normal. Ante mi cara de sorpresa, él me dijo que habría ido a ver incluso un documental en coreano sobre los hábitos de reproducción de las hormigas, si ése hubiera sido mi deseo. Dijo que lo importante era conseguir que saliera con él. Pobre, he de reconocer que me dio pena.

Así pues, contadme, chicos: ¿qué haríais (o qué habéis hecho) vosotros para conseguir a una chica? Y vosotras, amigas, ¿qué han llegado a hacer ellos para conseguir que picárais?

Pd. A propósito, el chico no tardó demasiado en demostrar que era un idiota integral, pero ésa es harina de otro costal.

posted by Maya @ miércoles, octubre 18, 2006   |
domingo, octubre 15, 2006
Los colores, esos grandes desconocidos (III)
Sabemos que no podíais esperar más. Aquí está otra entrega de nuestros amigos los colores. Los verdes también pueden causar problemas, confusión e incluso disputas domésticas por no diferenciarlos bien.

Verde Esmeralda:


Verde Turquesa:

Verde Botella:

Verde Pistacho:

Verde Fosforito:
posted by Jechdina @ domingo, octubre 15, 2006   |
miércoles, octubre 11, 2006
La culpa es de Walt Disney...
Un día de esos en los que no hacer nada es la propuesta más sugerente, me paré a analizar quién podría ser el culpable de todas nuestras desdichas amorosas y entonces me di cuenta, sí era él: Walt Disney. A cierta edad, te dicen que los Reyes Magos no existen y entonces te acuerdas de cuantas veces pediste un juguete bastante caro y no te lo trajeron y relaciones. Pero, ¿y Walt Disney?; sólo la vida con tus propias experiencias y fiascos sentimentales te hace salir de su mentira.

Analicemos, a través de la comparación realidad-ficción los distintos tipos de príncipes azules que nos han vendido y entenderéis lo que aquí expongo:

La rana que se convierte en príncipe” o lo que viene a ser el capullo que se convierte en santo en nuestro mundo real. No, no y no… ¿cuándo nos vamos a dejar de creer lo de que “aunque la mona se vista de seda…”? Que sí, que aunque parezca que al haberte conocido se ha convertido al budismo y se ha vuelto el buenísimo del barrio gracias a tu amor, con el tiempo puedes besarlo y besarlo, que rana se queda.



El príncipe que se convierte en rana para volver a ser príncipe”, es decir, el cabroncete que se echa la culpa a su ex de haberlo convertido en lo que es y que se pasa la vida jodiendo al resto de las féminas justificándose con que se volverá bueno al conocer a la adecuada. ¿Pero quién se traga ese rollo? Mejor será que la ex estaba hasta los mismísimos de que no cambiara y lo largó demostrando una sabia y profunda inteligencia.




El que no sabe si es rana o es príncipe” Pues veréis, un día soy bueno, otro día no tanto…Ya, ¿y cómo sabemos nosotras cuando es el turno de ser bueno y cuando no? Lo dicho, mejor pasar hasta que se aclare, no vaya a ser que tenga muchas noches de luna llena y la liemos





Y por fin llegamos al último y esperado tipo del “príncipe que le ha pillado el gustillo a lo de ser rana” Pues oye, que le ha gustado lo del tema de flor en flor, y que, por lo menos en este caso el chico es sincero y lo tiene más que asumido, vamos que le encanta lo de ser un poco hijo putilla de vez en cuando, pero…¡¡qué bien le queda la chupa de cuello al jodío!! Este ultimo tipo corre un riesgo, y es querer ser príncipe pero que todas al final lo vean rana y se quede solo en su charca

Así que, ¿quién quiere echarle la culpa a Walt Disney Primero?...

posted by La Elfa @ miércoles, octubre 11, 2006   |
martes, octubre 10, 2006
Durmiendo con mi enemigo

Mi enemigo¡Buenas tardes, queridos amigos y amigas! Hoy quiero hablaros de otro problema que sufrimos cada noche muchas mujeres (y, admitámoslo, algunos hombres, aunque en menor número): el insomnio, concretamente aquel que viene provocado por los ronquidos de nuestro compañero de cama. Ya sé, ya sé, no es algo que vosotros, chicos, hagáis a propósito, y tampoco pretendo que me busquéis una solución (cálmeseme la parroquia que ya se me ha alterado), pero tenéis que haceros cargo que el deseo de dormir de una persona no es un capricho, sino una necesidad. Como casi siempre, os voy a hablar en primera persona, contándoos mi caso particular:

Mi novio ronca. No es que ronque suavemente, sino que el volumen de sus sonidos guturales hace que la 5ª Sinfonía de Beethoven parezca una canción de cuna. Si yo consigo dormirme antes que él, sus ronquidos no me afectan lo más mínimo, pero como él se duerma antes, a los 5 minutos empieza a roncar y yo no puedo pegar ojo, por muy cansada que esté. Normalmente, cuando empieza su repertorio, suelo reaccionar de la siguiente manera:

  • Primero opto por susurrarle suavemente que por favor deje de roncar, a lo cual él responde positivamente. Durante un tiempo, deja de roncar.
  • Pasados unos 5 minutos, comienzan de nuevo los ronquidos, en un volumen superior al anterior. Yo opto entonces por darle unos pequeños golpecitos en el hombro, repitiéndole mi requerimiento, también en tono suave, para que deje de roncar. De nuevo, respuesta positiva.
  • De nuevo 5 minutos después, vuelta a los ronquidos, volumen aún mayor que los anteriores. En esta ocasión, los golpes son en la cintura (o en los riñones, según me dé), y el tono de mi voz empieza a dejar de ser suave. Una vez más, respuesta positiva de parte de él.
  • 5 minutos después… ¿lo adivináis? Más ronquidos, mayor volumen. Mis ojos empiezan a estar ya inyectados en sangre. Le pego un grito, y si tengo un vaso de agua a mano, le salpico en la cara para que se dé cuenta de una vez por todas que no me deja dormir. Respuesta positiva por su parte, una vez más.
  • 5 minutos más, de nuevo más ronquidos: enciendo la luz y le propongo una conversación de pareja en la que hay que sentar las bases para que la relación funcione. De vez en cuando, obtengo una respuesta por parte de él del estilo "no entiendo por qué te pones así". En esos momentos, empiezo a plantearme cuál será la pena por estrangular con mis propias manos a un indeseable.

Algunos diréis que mi reacción es exagerada, pero haceos cargo: noche tras noche igual. Mi única opción es dormirme antes que él, lo cual a veces consigo sin necesidad de llegar, por tanto, a la conversación de pareja. Conozco casos en los que ella manda a su marido a dormir a otra habitación. También recuerdo una vez que yo estaba estudiando para los exámenes finales, y bajé a la cocina a hacerme un café, eran las 3 de la mañana. A los 5 minutos llegó mi madre con los ojos inyectados en sangre y la cara desencajada. Empezó a despotricar contra los ronquidos de mi padre, y lo único que fui capaz de entender a partir de ahí fueron las palabras “falta de consideración”, “desvergüenza” y “divorcio”.

Sinceramente, creo que no exagero. En cualquier caso, quiero mucho a mi chico. Que no todo son quejas.

posted by Maya @ martes, octubre 10, 2006   |
lunes, octubre 09, 2006
¿Discriminación positiva? No, gracias
Discriminación, dícese de la acción y efecto de discriminar. DRAE Y discriminación positiva, la protección de carácter extraordinario que se da a un grupo históricamente discriminado, especialmente por razón de sexo, raza, lengua o religión, para lograr su plena integración social. DRAE
Un claro ejemplo lo tenemos en el desgobierno que nos está tocando sufrir durante estos años.

El eminentísimo, sapientísimo e iluminado José Luis “Mr. Bean” ZP, decidió que en su gobierno habría paridad: 50% hombres y 50% mujeres. Así nos colocó a Narbona en Medio Ambiente, a Salgado en Sanidad, a Maritere como Vice Bis,….
Estas….. personas nos han demostrado ser unas ineptas, inútiles, faltas de ideas,… Y es por eso que me niego a llamarlas mujeres, porque manchan el nombre que nos da el diccionario.

A estas personas se las ha elegido por su físico: por tener pecho, no tener una nuez pronunciada, no tener barba y poder (o haber podido en algún momento de la Historia de la Humanidad) dar a luz. Es decir, son floreros del gobierno,
Tanto que estas personas pregonan que quieren igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, ¿cómo permiten ser colocadas en un puesto por su condición de mujeres? No se tiene en cuenta su C.V., ni sus capacidades, sólo si para ir al baño se sientan o se quedan de pie.

Pues miren ustedes, ministras, me siento insultada, vejada, disminuida como persona, marginada y hasta maltratada. Aceptando esos puestos que se les han asignado por el simple hecho de poder llevar falda por la calle sin que resulte raro, están haciendo al resto de las mujeres quedar a la altura del betún. Y a Ud., señor Rodríguez ZP, escoja a su equipo por sus capacidades, no por una chorrada como la discriminación positiva, que lo único que hace es discriminar mucho más si cabe a las mujeres.

Yo quiero que se me elija por mi C.V., por mis aptitudes para un puesto, por mi experiencia, por lo que soy capaz de hacer, no por lleva sujetador.

¡Discriminación positiva, en mi nombre no!
posted by Jechdina @ lunes, octubre 09, 2006   |
Quinteto guerrero

Después de la incorporación de Maya, ya ha llegado la guerrera que anunció Ghanya en su día en Monclovitas . Se trata de La Elfa, una guerrera con muchas ganas de meter caña a ZP y a todo el que se la ponga por delante.

Desde aquí la damos la bienvenida y seguro que nos deleitará con interesantes post y comentarios. ¡¡A por ellos que son pocos y cobardes Elfa!!
posted by Jechdina @ lunes, octubre 09, 2006   |
domingo, octubre 08, 2006
Cinco razones para sí tener pareja.
Mi compañera Ghanya os describió ayer los cinco motivos que podemos tener - entre muchos otros - para abstenernos de comenzar una relación con un hombre. Hoy, no obstante, me ha dado por pensar algunas de las razones para sí meternos en una relación sentimental. Algunas, hasta son beneficiosas para nosotras.

Empecemos:
  • Montaje de los muebles de IKEA. Es desquiciante llegar a casa y encontrarte con todas esas cajas llenas de piezas, tornillos y tuercas que tienen que ser unidas. Sin embargo, si tienes pareja, verás como él se pone todo contento a montarlo como si fuera una misión de vida o muerte. Hasta llamará a su cuñado o hermano para que puedan compartir y lograr tan complicado objetivo.
http://212.112.234.235/pixdir/un/undostres/bricomania.jpg
  • Chapuzas varias. Tener fontanero, electricista, pintor y - los más osados- hasta albañil en casa. Eso sí, las últimas tendencias están disminuyendo este tipo de hombres por señoritos que no saben ni cambiar una bombilla por si acaso se van a herniar. A éste último grupo, convendría mandarlo con su madre, como bien dice mi compañera en el post anterior.

  • Llevar el coche al taller. No es que tú no quieras llevarlo, es que cuando te das cuenta, ya está él en el taller con el coche, y así de paso, cotillear los nuevos modelos, accesorios y tonterías varias. También echa la tarde y está entretenido un rato.

  • Ayudarte a cargar la compra. Es un petardo tener que cargar con el pack de litros de agua o de leche; si tienes pareja te ayudará en la noble tarea de manipulación de cargas (también se escaquean que da gusto). Aunque, cada vez más, esta razón va dejando de tener importancia; desde que te llevan la compra a casa no es necesario que nadie eche una mano.
http://www.tecnun.es/labcad/productdesign/Thumbnails/carro%20de%20metal_small.JPG

  • Llenar la casa de cachibaches electrónicos. Se empieza con el ordenador, y se termina con la pda con gps y no sé qué por satélite. Si pueden, hasta ubican un estudio que englobe todos estos cacharros. Por ello, no te tienes que preocupar de estar a la última en tecnología, al contrario: sólo saber hasta qué punto puede seguir llenando la casa de tales objetos. Algunos, si fuera por ellos, hasta quitaban el sofá para poner algo conectado a la red.


Seguramente, habrá más razones más o menos importantes que las anteriormente citadas, pero con este pequeño resumen ya tenemos bastante por hoy.

(Para hablar de sentimientos, de sexo y de todo lo bonito de una relación, ya habrá más días.)
posted by Chess @ domingo, octubre 08, 2006   |
sábado, octubre 07, 2006
Cinco razones para no salir con un chico
Cada una tiene sus motivos para no salir con un chico, esa es la realidad. ¿Cuántas veces conoces a un chico que te gusta y cuando hablas con él te das cuenta de que no podríais cuadrar? ¿A quién no le ha ocurrido? ¿Y a vosotros con las chicas? Seguro que también, pero como este blog es de chicas, nos toca a nosotras hablar, jeje

Partiendo de la base de que el chico te atrae, es sincero (o por lo menos lo parece) y no te falta al respeto, enumeraré “Cinco razones para no salir con un chico”:

  • Primera: Estás con un chico estupendo y de repente te empiezas a dar cuenta de que solamente habla de él mismo. Te pasas toda la conversación escuchando frases tipo “yo hago…”. “yo soy…”, “yo fui…”
  • Segunda: comienzas a tener la sensación de que este chico no es capaz ni de comprarse unos pantalones sin que su madre le aconseje. ¿te imaginas el día de mañana con él? El día en que vayas a elegir una simple vajilla, a ti te encanta la modernista,con sus platos cuadrados, pero a ella le encanta una clásica, parecida a la que tu abuela tiene en casa; él inevitablemente querrá la que su madre ha elegido y ya la hemos armado.
  • Tercera: es aburrido y monótono. Llegado un momento, eres consciente de que siempre hacéis lo mismo, todos los días la misma rutina, las mismas conversaciones ¿te imaginas así toda la vida? Además se lo comentas y te dice ¿pero qué vamos a hacer si no tengo casi tiempo por el trabajo? Si encima te dice eso, ten en cuenta que siempre será así.
  • Cuarta: no soportas a sus amigos y/o él no soporta a las tuyas. Mira chica, si no te caen bien no los va a dejar por ti (tonto sería, pues el amor se acaba, la amistad es lo más bonito que hay) y tu no deberías olvidar tus amistades.
  • Quinta: es, lo que yo llamo, “moro”. ¿Qué tu quieres salir un día con tus amigas a solas y te convence para que no lo hagas? Empieza a sospechar que es un moro. En un principio será sutil y tu caerás como una boba pero, cuando el día de mañana la confianza de asco, directamente se creerá con derecho a prohibir. Además ¿qué mal puedes hacer por ahí con tus amigas?
posted by Ghanya @ sábado, octubre 07, 2006   |
viernes, octubre 06, 2006
Cuando una mujer hace la maleta

Angela MerkelSupongo que todos vosotros, chicos, os habréis preguntado alguna vez por qué narices las mujeres llenamos la maleta hasta los topes cuando nos tomamos unos días de vacaciones. Para tratar de desvelaros el misterio, os voy a hablar en primera persona, quizá así entendáis el motivo.

Hará unos meses, tuve que irme a una conferencia a dar una charla. La conferencia duraba 4 días, y viajaba con varios compañeros, todos hombres. Cuando me vieron aparecer con aquella enorme y pesada maleta, me preguntaron, alucinados, qué llevaba en ella. Era la más grande de todas. Contenido de la misma:

  • 3 conjuntos chaqueta-pantalón y 1 conjunto chaqueta-falda
  • 2 pares de medias
  • 1 pantalón vaquero
  • 2 faldas, una larga y otra corta
  • 7 camisetas/tops, 1 camisa blanca
  • 7 pares de zapatos
  • 4 conjuntos de ropa interior
  • Artículos de aseo personal, maquillaje, 1 plancha para el pelo
  • Cámara digital, cargador de pilas, 8 pilas
  • Elementos ingenieriles: portátil, CD's en blanco, papeles varios

Ése fue, a grandes rasgos, el contenido. A mis compañeros de viaje conseguí confundirles del todo. Sobre todo con los zapatos, lo cual fue motivo de guasa durante todo el viaje. Pasé a explicarles el contenido: si son 4 días de conferencia, hay llevar un traje para cada día. Los hombres pueden ir siempre con el mismo traje, pero las mujeres nos vemos obligadas a variar. Nos sentimos incómodas con la misma ropa 4 días seguidos. Evidentemente, cada traje es de un color, así que no podemos usar los mismos zapatos: de ahí que llevemos 4 pares de zapatos elegantes con tacón. Los otros 3 pares son para por la tarde, sin tacón (o sin apenas tacón), porque como podréis comprender, no voy a estarme 8 horas cada día con zapatos de tacon y aguantar el dolor de riñores hasta por la noche cuando me meto en cama; así que en total, lo lógico es que los pares a llevar sumen 7. Lo de llevar 7 camisetas/tops y 1 camisa blanca es perfectamente comprensible: hay que tener ropa de conferencia y ropa de ocio; salvo la Princesa Letizia, que yo sepa muy pocas mujeres gustan de salir de copas con traje de chaqueta. De ahí el número de camisetas, teniendo en cuenta el número de mañanas y el número de tardes. Queda, por tanto, explicado también el por qué de llevar 2 faldas y un vaquero, así como los 2 pares de medias. Lo de la ropa interior, el maquillaje y la higiene personal no requirió ninguna explicación, aunque lo de la plancha del pelo sí; unos de mis compañeros preguntó: "pero ¿y para 4 días te la llevas? ¿Por qué no te has planchado el pelo antes de venir?". Respuesta: porque me lavo el pelo más frecuentemente que cada 4 días, y en una conferencia donde al menos 100 personas, durante 20 minutos, te están mirando... el aspecto ha de ser impecable. Lo de la cámara de fotos y las pilas, así como los elementos ingenieriles tampoco requirió explicación.

Así pues, chicos, teniendo en cuenta este razonamiento... ¿aún creéis que las mujeres exageramos a la hora de hacer la maleta?

posted by Maya @ viernes, octubre 06, 2006   |
jueves, octubre 05, 2006
Los colores, esos grandes desconocidos (II)
Segunda entrega de los post dedicados a los colores. En esta ocasión, veremos el violeta, el morado, el lila y el fucsia. Como podéis apreciar, ninguno es igual al otro. Y se ha incluído el fucsia en esta selección para que veáis que es imposible confundirlo con cualquiera de los demás.


Violeta:


Morado:

Lila:

Fucsia:
posted by Jechdina @ jueves, octubre 05, 2006   |
miércoles, octubre 04, 2006
La confianza da asco
¿Nunca os habéis encontrado en una relación de tiempo en la que ya te sientes tan cómodo con la otra persona que harías cosas impensables? Si lo pensamos fríamente muchas de ellas son una auténtica asquerosidad. Os voy a dar unos ejemplos, llamémosles “momentos”

  • Momento “eructo” Este es un momento light, la verdad, ¿a quién no se le ha escapado uno?
  • Momento “no bajo la tapa del water” ¿a qué chica no le molesta? Pues cuando llevas tiempo con alguno lo hacen sin pudor, y si les dices algo se ríen pero lo volverán a hacer
  • Relacionado con el anterior tenemos el típico momento " me meo por fuera y ni lo limpio" ¿es que no os da vergüenza?
  • Momento “me rasco mis partes en el sofá” creo que esta situación no merece ni comentarios
  • Momento “dejo los calzoncillos tirados por cualquier parte” Esto es una auténtica guarrada, y lo peor de todo es que esperan a que TU los recojas
  • Momento “Cariño, ¿para qué me voy a duchar? Total no vamos a salir” pero luego intenta darte un abrazo y te deja mareada
  • Momento “me quito pelotillas de la nariz” y lo mejor de todo es que las dejan pegadas por cualquier lado
  • Y el peor de todos para mi gusto, el Momento “pedo en la cama”. Sí, como lo leéis, algunos son capaces de tirarse un pedo en la cama a tu lado y después para regocijarse, sacudir las sábanas para que puedas oler su maravillosa fragancia. Y eso cuando no te avisan de que llega...

¿A quién no le ha pasado esto en una relación? Otra de las cosas que me siguen sorprendiendo de los hombres es su capacidad de engaño ¡¡sí, eso he dicho!! Cuando los conoces son educados, amables, limpios y se cuidan pero, cuando ya llevas un tiempo, se descuidan, se afeitan de pascuas en ramos y les empieza a crecer esa barriguita cervecera que ellos llaman “la curvita de la felicidad”. El problema es que muchos de ellos piensan que ya no tienen que demostrar nada a nadie, que a nosotras ya nos han conquistado y que pueden hacer lo que les da la realísima gana.

En conclusión yo pienso que una relación hay que cuidarla día a día, nunca tienes asegurada a una persona, pues no es de tu propiedad y como tal, puede marcharse…


Y recordad:

posted by Ghanya @ miércoles, octubre 04, 2006   |
martes, octubre 03, 2006
No, cariño.
Abres el armario, empiezas a rebuscar por toda su superficie a ver si encuentras algo para vestirte. Lo localizas. Suelen ser unos pantalones, antiguos, de hace un par de años, y tu objetivo es ponértelos. Error fatal, no te suben.

Comienzas a maldecir a todo lo que tienes alrededor y a acordarte de los antepasados del que tengas por tus cercanías. Crees que los años han pasado, que estás más rellenita, y que qué asco de todo. El único consuelo es ir a hacer la fatídica pregunta a cierta persona que misteriosamente se ha ido al estudio como quien no quiere la cosa. Hace que está viendo internet, pero en realidad no quiere aguantarte. Sabe lo que va a venir.

Un paso, otro paso, cara de niña buena e inocente, y dices:

- Cariño, ¿Tú crees que estoy gorda?

Respuesta en plan robot:

- No, cariño, tú jamás estás gorda, cariño.



Hasta aquí, suele ser el tópico de los tópicos, una escena que se ha podido repetir en todo hogar que se precie. Es lo habitual, y es lo que gustaría que pasara siempre. Sin embargo, me viene a la cabeza, la historia de cierta chica que se le ocurrió preguntarle eso a su pareja. La respuesta vino a base de hechos. Y qué hechos.

El energúmeno en cuestión, después de hacerle esta sencilla pregunta, vacío la nevera, sustituyó todos los yogures naturales por desnatados, la leche entera por más desnatado, cambió el azúcar por ese invento de sacarina, el chocolate por unas galletas integrales - lo que yo defino coloquialmente alfalfa- y empezó a buscar precios de gimnasios.

Tal vez a ustedes esta historia les haga mucha gracia, pero no tanta como a él, que le tocó dormir en el sofá con el perro durante una buena temporada. Así que, si alguna vez su pareja le pregunta si está gorda, quédense quietos, miren al techo, hagánse los despistados, y con la mejor de las sonrisas digan: no cariño, claro que no, cariño.

PD: y no, yo no era la amiga. El sofá hubiese sido demasiado dulce como castigo.
posted by Chess @ martes, octubre 03, 2006   |
lunes, octubre 02, 2006
El 'hombre Homer'

Homer SimpsonQuisiera advertir a nuestros lectores masculinos de que he escogido semejante título en el artículo a modo de homenaje a ese simpático personaje de 'Los Simpson'. Nadie os llama imbéciles ni simplones. Este artículo trata de un aspecto del carácter masculino que en ocasiones parece calcado de Homer.

Dicho esto, todos habréis visto alguna vez 'Los Simpson'. Todos recordaréis un gesto muy típico de Homer: cuando alguien le habla de algo complicado (para él, claro), y se oye su voz en off que dice "¡piensa Homer, dí algo inteligente!": y claro, como no podía ser de otra manera, de su boca sale alguna tontería que muestra que no se ha enterado de nada. Lo mismo ocurre cuando Marge le echa la bronca; se ve cómo lo único que Homer entiende en su mente es una voz deformada de Marge que dice "blablablablablabla" y claro, cuando le toca hablar a él, responde con un "noooooo" o un "¡ouuch!".

Volviendo al mundo real, os arrojo una pregunta a vosotras, chicas... ¿cuántas de vosotras os habéis sentido identificadas con el interlocutor de Homer Simpson? Estáis explicándole algo a vuestro chico, y no hay manera de que os entienda. Voy a concretar: estáis de bronca con vuestro chico, y hay un asunto de vital importancia para vosotras que él debe entender: se lo explicáis, dais detalles e incluso gesticuláis con las manos para hacer énfasis en los aspectos importantes. ¿Resultado? Una contestación por parte de él del estilo "¡no entiendo nada de lo que me dices!", "mira que te enrollas, con tanto monólogo es imposible seguirte" o un "¿te importaría abreviar si quieres que te preste atención y me entere de algo?". Nosotras tratamos de no perder la calma y nos hacemos cargo de que no tienen por qué entender nuestro lenguaje a la primera, admitimos que quizá nos hemos extendido demasiado y decidimos replantear el argumento. Pensamos en una versión resumida; la mayoría de las veces, incluso modificamos nuestro léxico tratando de emplear palabras comunes al resto de los mortales. Tras semejante esfuerzo mental (¡ánimo chicas, nosotras podemos eso y más, en apenas unos segundos!), volvemos a exponer nuestro argumento, y cuando acabamos, estamos más que satisfechas de nosotras mismas por haberlo explicado tan bien. Parece que la discusión toca a su fin.

¡¡¡Ahí hace su aparición el 'hombre Homer'!!! Tras terminar vuestro alegato, esperáis una reacción de él, una contestación que muestre que ha entendido. ¡JA! Lo único que véis es una cara de paisaje, de alucinado, de mente completamente en blanco, y evidentemente, un silencio sepulcral. Es en ese momento cuando el 'hombre Homer' está pensando "¡piensa Homer, dí algo inteligente!". A veces responden con cualquier trivialidad del estilo "eso son tonterías", "te rayas por chorradas" o "tía, no me metas en tus movidas". Otras veces no dicen nada, y nosotras en nuestra desesperación preguntamos "¿te has enterado de algo?". En el momento en que el 'hombre Homer' responde un "noooooo" es ya el momento de suicidarse. ¡¡¡Después de la explicación tan simplificada y adaptada que habéis preparado!!! Vuestra frustración ha alcanzado el grado supino, y ya no sabéis si gritar, llorar, armaros de paciencia y volverlo a explicar más simplificadamente aún, o mandarle a freír espárragos.

Si vosotros, chicos, habéis leído hasta este punto sin ponerme a parir aún, quizá os estéis preguntando: "¿a dónde quieres llegar con todo esto? ¿Hay alguna conclusión?". La hay, chicos, la hay. Existe un libro muy conocido titulado "Los hombres vienen de Marte, las mujeres vienen de Venus", que viene a decir más o menos que el problema de comprensión entre hombres y mujeres radica en que hablan idiomas distintos, y que la única manera de solucionarlo es hacer un esfuerzo por entender el idioma del otro. Es decir: lo único que queremos es que nos escuchéis de verdad. Y por escuchar no entendemos que nos miréis con fingido interés mientras nosotras hablamos y dibujáis en vuestra mente a Marge Simpson con su "blablablablablabla". Queremos que nos prestéis atención de verdad, ya que si no lo hacéis, no entenderéis nada y nos cabrearemos aún más. Sabemos que una discusión no es agradable para vosotros. Para nosotras tampoco. Sabemos que preferiríais estar en cualquier parte excepto ahí, oyendo nuestra charla. Nosotras también. Así que si queréis libraros de que "os rompamos la cabeza" con nuestros monólogos (y a la vez librarnos a nosotras de la frustración en grado supino), lo único que tenéis que hacer es escucharnos de verdad. Debéis darle una patada en el culo al 'hombre Homer' y prestar atención a todo lo que decimos. No vale con fingirlo. Si a la primera no os enteráis, habrá una versión simplificada después. Os lo pido por favor, os lo ruego: escuchadnos.

posted by Maya @ lunes, octubre 02, 2006   |
domingo, octubre 01, 2006
¿Por qué los hombres no suelen recordar las fechas importantes?
Para ser sincera, este post no es para contestar a esta pregunta. Es una cuestión que lanzo a los chicos para que la contesten ellos.

Nosotras solemos tener mejor memoria para eso y nos gusta acordarnos de los cumpleaños, los santos, los aniversarios,…. ¿Por qué los hombres no lo suelen hacer?

No es raro el día en que os encontráis con que vuestra novia, mujer está de mal humor, y vosotros no sabéis qué habéis hecho. A lo mejor es el momento de ponerse a pensar en qué día vivimos. Puede ser cualquier cosa: aniversario de haberos conocido, de la primera cita, de boda (muy grave no acordarse de esa fecha), cumpleaños de ella o de alguno de vuestros hijos…

Los hombres deben pensar que el hecho de enfadarnos es por no recibir ningún regalo, pero no es así. No voy a negar que nos gusta recibir regalos. A nadie le amarga un dulce (queriendo decir por “dulce” un detallito, por insignificante que sea). Es muy agradable ver que alguien se ha acordado de ti haciéndote un regalo. Pero gusta mucho más el saber que esa persona se acuerda de todas las fechas importantes. Significa que a esa persona le importas mucho y que los momentos pasados contigo han marcado.

Un consejo chicos, en la carta a los Reyes Magos este año, hay que incluir una agenda donde apuntar todas esas fechas importantes. Así sorprenderéis a vuestra chica de forma muy agradable. Y si os da tiempo a comprar un detallito (aunque sólo sea una flor), mucho mejor.

Y si alguno puede responder a esta pregunta, le estaré eternamente agradecida.
posted by Jechdina @ domingo, octubre 01, 2006   |
Nosotras

Jechdina Ghanya Chesk Maya

Escrí­benos

chicas.azp@gmail.com

Artí­culos Anteriores
Archivo
Enlaces de Interés
  • Monclovitas
  • Red AntiZP
  • Libertad Digital
  • Asociación de Víctimas del Terrorismo
  • Blog de Luis del Pino
  • La Rosa Blanca
Blogs amigos
amorempresashotelesvideos gratisempleospisos
Powered by

15n41n1

BLOGGER

© 2005 namakamu.blogspot.com . template by isnaini dot com